ActualidadDestacadasInternacionalNoticiasNoticias destacadasÚltimas noticias

SI TRUMP PIERDE HABRÁ FIESTA MUNDIAL

De todo lo que está en juego en estas próximas presidenciales en EEUU, este detalle me parece a mí muy importante: Donald J. Trump es como la última esperanza del nacionalismo blanco estadounidense.

 

En tiempos de “deportaciones masivas” y del sentimiento nacional antiinmigrante, los ciudadanos estadounidenses de orígenes mexicanos y/o latinoamericanos en general, creo yo, están más que obligados a velar por el bienestar del in-migrante indocumentado como si éste fuese de su propia familia. ¿Por qué? Porque, suponiendo, si las tribus antiinmigrantes, hoy conducidas por Trump, se saliesen con la suya en sus objetivos de deportaciones, encierros masivos y qué sé yo, los siguientes ‘targets’ serían ustedes. No importará que cuenten con ciudadanía estadounidense, no importará, aun, que sean de piel blanca ni que hablen inglés sin acento. Estas fuerzas reaccionarias, enseguida se volcarían contra ustedes tan sólo por ser de raza mexicana o  de cualquier origen latinoamericano.

¿Por qué amenazar con una “deportación masiva” cuando están cerca las elecciones? En los tiempos están, precisamente, las respuestas. Bueno, en eso y en la perversidad de los reaccionarios antiinmigrantes.

Eso de ilegalizar a las personas es algo exclusivo del ser conservador, por lo que corresponde a las masas progresistas en el mundo el combatir la criminalización de otros seres humanos por el simple hecho de emigrar. Porque discriminar al in-migrante, eso no es ser de izquierda. Eso de meter a grupos de in/migrantes en la etiqueta de la ilegalidad, está más que claro, corresponde al conservadurismo reaccionario, ya sea en EEUU, en México o en cualquier otra parte del mundo.

En el debate sobre el tema de la in-migración, el evitar muertes debiera de ser la prioridad número uno. Todo lo demás es secundario. Eso de hablar siempre de soluciones a medias o de ofrecer soluciones que no son soluciones, es solo entrar en el sinsentido de la politiquería. La solución de fondo en el tema de la in-migración en/hacia EEUU radica en la libertad, en la independencia, en la autonomía y en el desarrollo de nuestras respectivas patrias latinoamericanas sin el intervencionismo estadounidense.

El tema de la in-migración fue el tema central que hizo ganar a Trump la presidencia de EEUU. Hoy como ayer, el tema de la in-migración es el ticket para su reelección. Si el viejo Trump (nacionalista blanco frustrado) gana su reelección, eso inyectará de otra gran dosis de fuerza a los movimientos sociales en EEUU, incluyendo, desde luego, al movimiento inmigrante. Y si pierde será una gran fiesta mundial.

Marco I. Dávila C. 

 maidaca85@gmail.com

SI TRUMP PIERDE HABRÁ FIESTA MUNDIALDe todo lo que está en juego en estas próximas presidenciales en EEUU, este…

Posted by Por mi Raza on Friday, June 21, 2019

Comment here