Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Secciones » Actualidad » Justicia: ¡Fuera Peña!

Justicia: ¡Fuera Peña!

  • Array
Obtén el código QR de esta página o post.

En mayo de 2012, la inteligencia se puso del lado de la resistencia. A partir de su visita a la Universidad Iberoamericana, los estudiantes dieron un rotundo ¡no! a Enrique Peña Nieto. Surgió entonces, vigoroso, combativo, novedoso, esperanzador, el movimiento #YoSoy132. Las calles de la Ciudad de México y de otras ciudades fueron fatigadas por las marchas multitudinarias de chavos de universidades, públicas y privadas, quienes convencidos aseguraban: “Aquí se ve / aquí se ve / que Peña Nieto / presidente / no va a ser”. Y no lo sería si las elecciones hubieran sido limpias. No lo sería si las elecciones no hubieran sido compradas por el PRI con el avieso fin de vender al país.

Las marchas de los #YoSoy132 y ciudadanos que gustosos los acompañábamos continuaron después de la farsa electoral. Previsiblemente, dado que los dinosaurios retornaban al poder, este movimiento fue desarticulado mediante provocaciones, infiltraciones y brutal represión desde el mismo primero de diciembre de 2012, día que Peña asumió la presidencia.

Ya en el poder, sin recato alguno y aliado al PAN e incluso al PRD, el PRI se dedicó a seguir desmontando con reformas regresivas y entreguistas, el Estado Mexicano. Hubo oposición, pero está no fue significativa y los pactistas lograron modificar la constitución en los ámbitos laborales, educativos, fiscales y energéticos. Los dinosaurios navegaban viento en popa. Hasta que la noche que medió entre el 26 y el 27 de septiembre, hace 16 meses, atentaron brutalmente contra la inteligencia que les opone resistencia, agrediendo a los normalistas de Ayotzinapa.

La reacción ante tal hecho fue tumultuaria y nuevamente las avenidas, en la Ciudad de México y en otras a lo largo y ancho del país, fueron testigos de inmensas manifestaciones que reclamaban a un tiempo: “¡Justicia para Ayotzinapa!”, y la renuncia del presidente: “¡Fuera Peña! ¡Fuera Peña! ¡Fuera Peña!” El movimiento cobró tal fuerza que parecía capaz de tumbar a Peña. Cuando se aproximaba junio y con él las elecciones intermedias, el movimiento se debilitó a sí mismo; parte importante de su energía se perdió en la discusión sobre la pertinencia de votar o no votar. Al respecto, Armando Bartra opinó: “Necesitaban un respiro y se los dimos”. Continúa, sin embargo, el reclamo de justicia para Ayotzinapa y la exigencia: ¡Fuera Peña”.

Tal vez el dizque presidente y sus dinosaurios piensen que ahora el país está en calma y la resistencia bajo control. Tal vez hasta tengan razón. Tal vez no. Por lo pronto han soportado, pero no han salido airosos, sus victorias han sido pírricas. Hay en México, millones de ofendidos, de agredidos, de inconformes y, quizá, ojalá que así sea, pronto las calles las plazas se colmen de millones exigiendo la renuncia de Peña, y éste no tenga otro remedio que irse mucho al carajo. Van dos tormentas que casi han hecho naufragar al PRI, la tercera puede ser la vencida, antes del 2018 o más tardar en ese año.

@Vegdelanoche

Nota editorial de #LosAtractivosDeLaNoche, programa de radioamlo.org (emisión del 27 y 28 de enero de 2016), que se transmite los miércoles desde las 11:00 de la noche, hasta altas horas de la madrugada.

Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.