Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Secciones » Actualidad » ¡Ah, nuestra clase gobernante!

¡Ah, nuestra clase gobernante!

  • Array
Obtén el código QR de esta página o post.
payasos

Indignan porque lo que va de por medio es ni más ni menos que la dignidad de nuestro país y en consecuencia la de cada uno de nosotros. Si no fuera por este pequeño, pero muy significativo detalle, algunos hechos ocurridos en el contexto de las Fiestas Patrias en el Zócalo, moverían a risa loca, pues parecieran planeados y perfectamente ejecutados por una gran compañía de payasos, la mejor del mundo a lo  largo de toda la historia.

¡Ah, nuestra clase gobernante! Si cambiaran sus trajes y corbatas por coloridas prendas y pintaran su rostro, quién lo duda, no habría mejores cómicos que ellos. Porque en el arte de la payaseada, se las gastan como nadie. En serio: si no fueran políticos, serían geniales. Pero como sí lo son, como se hacen pasar por servidores públicos, como pretenden hacer pasar sus numeritos por celebraciones republicanas, no pasan de ser simples gesticuladores, meros simuladores, vulgares mamarrachos.

El 15 de septiembre, al interior de Palacio Nacional se hicieron rodear por un público selecto y al exterior seleccionaron a su público, restringiendo hasta donde les fue posible el acceso a la plaza. Y, además, se aventaron la puntada de cachear a niñitos e incluso a bebés. Vista en un escenario donde se presentara una comedia o al centro de una pista circense, tal desvergüenza sería un chiste y haría reír; pero ocurre que en México el chiste se convirtió en forma de gobierno, eso mueve a la reflexión y preocupa.

Al día siguiente, en los prolegómenos del desfile militar, otra mega estupidez mostró el involuntario pero innegable carácter bufonesco de la clase gobernante. Cuando más serios lucían, cuando su solemne actitud estaba a punto de ser registrada para la posteridad por toda la prensa, pero sobre todo por las revistas del corazón, ¡se les cayó la bandera! Vaya que son cómicos. Su tarea debería ser la de divertirnos con sus payasadas; no la de gobernarnos a partir de éstas. Ojalá esté próximo el día en que así como se les cayó la bandera, se les caiga el teatrito y se saquen a payasear al circo que les corresponde.

@Vegdelanoche

Nota editorial leída el 17 de septiembre de 2014 en #LosAtractivosDeLaNoche, programa de radioamlo.org, que se transmite los miércoles desde las diez de la noche hasta las altas horas de la madrugada.

Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.