Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Destacadas » México necesita una empresa pública fuerte en en negocio petrolero, ante la dificultad de fiscalizar las utilidades privadas

México necesita una empresa pública fuerte en en negocio petrolero, ante la dificultad de fiscalizar las utilidades privadas

  • Array
Obtén el código QR de esta página o post.

PEMEX Contralínea principal* México necesita una reforma energética en la que operen empresas del Estado ante la dificultad de fiscalizar entes privados, afirma especialista Hellmund López

* PRI, Verde y PAN defienden privatización.

Palacio Legislativo 13-11-2013 (Notilegis).- La reforma energética que necesita México debe ir acorde con la tendencia internacional de que operen empresas del Estado, ante la dificultad de fiscalizar las utilidades si lo realizan entes privados, afirmó el especialista en el sector, Adolfo Hellmund López.

“En el mundo, la tendencia es que operen los Estados, porque es muy difícil fiscalizar las utilidades, si operan privados”, dijo el ingeniero industrial de sistemas por el Tecnológico de Monterrey, quien figuró como secretario de Energía en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador para las elecciones presidenciales del 2012.

Hellmund López participó en la cuarta reunión de trabajo y audiencias públicas que organiza la Comisión de Energía rumbo a la reforma energética, que se discute en el Senado de la República como cámara de origen.

Con anterioridad, en estas reuniones de la Comisión de Energía se presentaron por separado las propuestas de reforma energética del Ejecutivo federal, del PAN y del PRD.

Hellmund López consideró que la propuesta del Ejecutivo no es “modernizadora, es retrógrada, los países que ceden la operación a terceros no son los modernos, son los retrasados, que no tienen la capacidad de hacerlo por cuenta propia”.

Añadió que en la actualidad Petróleos Mexicanos (Pemex) sí cuenta con capacidad de operación y tecnología suficiente y la “reforma que yo considero muy importante, sobre el tratamiento presupuestal de Pemex, no requiere una reforma constitucional”.

“Las reformas que propone el Ejecutivo pone en grave riesgo el patrimonio nacional, la reforma al artículo 27 constitucional propone permitir la operación de terceros en la exploración y explotación a través de los denominados contratos de utilidad compartida”, indicó.

Diputados del PRI, PRD, PAN, PVEM y MC cuestionaron en diversos tonos al ponente y defendieron la postura de sus grupos parlamentarios.

La diputada Irazema González Martínez Olivares (PRI) señaló que con la reforma energética planteada se busca que los mexicanos cuenten con mayor oferta de los energéticos, para no depender sólo del petróleo ni de combustibles fósiles.

Consideró fundamental llevar a cabo cambios estructurales, y señaló que el objetivo de la reforma energética consiste en lograr que se tenga acceso a tecnología y ciencia en el mundo, que la “Constitución nos limita”.

La diputada Claudia Bojórquez Javier (PRD), señaló que el proyecto de reforma, traerá consigo un atraso considerable a México, por lo que se debe apostar por proyectos propios en la producción de combustible.

Ricardo Astudillo Suárez (PVEM) consideró que de no llevar a cabo una reforma energética, se corre el riesgo de no generar un mejor margen de crecimiento en el desarrollo económico y generación de empleos en el país.

Ricardo Mejía Berdeja (MC) cuestionó sobre el “rol que jugará Pemex” como un operador más frente a las grandes trasnacionales e inversiones y cuál será el método de fiscalización en torno a las ganancias que se obtengan.

Al responder, Hellmund López señaló que la iniciativa de reforma energética no contempla las características de los contratos, ni de cómo se llevaría a cabo su fiscalización.

“Si se quiere salvaguardar la renta petrolera, lo mínimo que se tiene que hacer es limitar los contratos de utilidad compartida a aguas profundas o a yacimientos de (gas) lutitas y no a aguas someras o tierra”, dijo el ingeniero industrial de sistemas.

Añadió que de llevarse a cabo las reformas, Pemex pasaría a ser una empresa integrada con valor agregado a ser una simple empresa de materia prima que industrializarían terceros.

“Nadie puede estar en contra de la modernización y fortalecimiento de Pemex, pero esto se debería lograr fundamentado en propuestas basadas en que sí podemos, no en que lo pueden hacer otros por nuestra incapacidad”.

El diputado Rubén Camarillo Ortega (PAN), secretario de la Comisión de Energía, dijo que en el debate no se deben confundir los términos “nacionalismo con estatismo…para nosotros Pemex no es el dueño de los recursos petroleros, es la Nación y hay una diferencia clara”.

Antonio Francisco Astiazarán Gutiérrez (PRI), también secretario de la Comisión de Energía, recordó que el próximo 20 de noviembre comparecerá ante sus integrantes, el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, para dar detalles sobre el Plan de Negocios de la Paraestatal 2014-2016.

También acudirá a propuesta del PVEM, Francisco Labastida Ochoa en el marco de la quinta audiencia, a realizarse el 27 de noviembre.

YRE/JGM

Etiquetas:

Acerca de Redacción

Medio Alternativ, libre e independiente fundado en julio de 2006