Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Secciones » Actualidad » Tic… Tac… Tic… Tac…

Tic… Tac… Tic… Tac…

  • Array
Obtén el código QR de esta página o post.
DSCF5907 Hay épocas, que tal vez sólo sean momentos históricos en los que la fuerza del paso del tiempo pareciera acumularse. Como si el tiempo que nunca deja de fluir y las acontecimientos que nunca dejan de ocurrir, sin dejar de fluir ni de ocurrir como siempre, lo hicieran, entonces, con la gravedad avasalladora de las ceremonias que preceden grandes acontecimientos… Como si lo que está por ocurrir, convirtiera al presente en una aparatosa cáscara hueca que simplemente rueda cuesta abajo, y cuya única importancia la constituyera el hecho de anteceder a una época o, por lo menos, a un momento histórico, realmente importante.

Así, como si se tratara del tenso, largo y aburrido preludio de importantes acontecimientos, cuyos elementos desencadenantes no han dejado de ocurrir, he sentido de unos meses a la fecha, el presente que se vive en México, el país y, específicamente, en la Ciudad de México. La situación social, económica, política no ha dejado de tensarse del primero de diciembre a la fecha. El tiempo sigue corriendo y las cosas se siguen tensando.

Amparado por la apática obediencia inducida en millones de mexicanos por los medios masivos de comunicación, y amafiado a diestra y siniestra con oscuros personajes que deberían encabezar la oposición, el dinosaurio rampante, el priísmo que ha regresado, se empeña en continuar la entrega de México a los dueños del gran capital. Frente a este poder, sin embargo se haya plantada una verdadera oposición, que aún dispersa, podría unificarse en cualquier momento, para convertirse en una fuerza capaz de revocar las abusivas reformas puestas en marcha e impedir la entrega de nuestra renta petrolera…

Cuando eso ocurra (o si eso ocurriera) el futuro comenzará (o comenzaría) a fluir. Y toda la tensión acumulada durante tanto tiempo, será (o sería) capaz de transformar nuestra realidad a conveniencia de la mayoría y tal vez, con un poco de suerte, lograremos (o lograríamos) exterminar a los dinosaurios, ahora sí, de una vez y para siempre.

A ver qué pasa…

@Vegdelanoche

Nota editorial leída el 22 de octubre de 2013 en #LosAtractivosDeLaNoche, programa de radioamlo.org, que se transmite los martes de las diez de la noche a la una de la mañana.

Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.