Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Noticias » Nacional » La Suprema contra el SME. 2/2.

La Suprema contra el SME. 2/2.

  • Array
Obtén el código QR de esta página o post.
Añoranzas.
Víctor Sánchez.

Francisco Kuy Kendall.
Por su salud, lo recordamos
en el teatro del Injuve en una
obra extraordinaria:
El Extensionista.
Caminamos juntos a verte al
terminar reunión en el PMT.

Los electricistas han planteado dos caminos. Primero, si los despide su patrón, con gusto se liquidan. Segundo, seguirán en Resistencia civil y pacífica, hasta alcanzar su reinstalación.

En efecto este lunes 4 de febrero, reanudaron su asamblea general extraordinaria, declarada permanente desde el terrífico 11 de octubre –han realizado más de una veintena-, hasta resolver el punto 3 de la orden del día: “Informe sobre el conflicto que se deriva del ilegal decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro. Discusión y Acuerdos”.

Apenas hace dos días realizaron una manifestación, acompañados por varias organizaciones, y para sorpresa de muchos –no ha cundido el desaliento-, el contingente mayor, festivo y de permanencia en el mitin fue el de los electricistas. La asamblea pletórica como pocas, lleno en Insurgentes, lleno el Breña Alvírez y llenas las calles que les rodean. Ni para que tomar el quórum, las consignas resonaban vigorosas en las gargantas y como eco se repetían una tras otra, haciendo vibrar los salones de actos. Puede uno imaginarse los corazones batiendo su esperanza al encontrarse con sus compañeros, los electricistas unidos en su asamblea.

Acordaron no rendirse. No acatarán el fallo de la Suprema, acudirán a cuanto foro los inviten y se organice; movilizaciones en oficinas de gobierno, solidarios irán a las acciones populares que se han organizado. Acudirán a las instancias internacionales para mostrar los yerros y la injusticia de las autoridades mexicanas, en especial la de la Suprema. Suponemos que en la interamericana de los derechos humanos –órgano de la ONU- les harán caso, con justicia, pues quien es su secretario obra en esa horma y norma desde hace años, Álvarez Icaza. Emilio lo hará por ser así vida, trayectoria; digamos así es su proceder: “por el derecho y la justicia”, del trabajador agregan los electricistas. Nomás es lo que piden, tampoco menos.

De la sorpresa por el golpe recibido, se percataron que las salidas legales se les están cerrando. Están llegando a la conclusión de que los fuerzan a buscar caminos, a senderos políticos. Irán por eso en la ruta legal internacional, pues hasta los acuerdos de la OIT, los han quebrantado el secretario de trabajo, las juntas de conciliación, y la Suprema. Acudirán a dichas instancias con sus armas quebrantadas: el artículo 123 constitucional, la ley federal del trabajo y su contrato colectivo de trabajo. Sólo han pedido respeto dentro de esas normas, sólo han pedido se aplique ese su derecho, sólo justicia para el trabajador. Por eso responden con la desobediencia civil. Han dicho desacato a la Suprema, nadie se “liquida”.

En efecto, por eso acuerdan en su asamblea permanente ni se van ni se liquidan. Todos unidos en la Resistencia. Si son necesarios otros 3 años, irán unidos.

Aunque también se dieron cuenta del engaño, desde tiempos de Lozano lo que impúdica y cínicamente les piden las autoridades, lo que pide el gobierno es una renuncia voluntaria a su derecho al trabajo, a sus conquistas contractuales. Como bien se sabe, además ofrecieron bonos y “promociones especiales” por arriba de “lo que por ley” merecen. Zanahoria, sí ¡pero bien grande!

Sabe bien el gobierno que para existir liquidación un patrón debe despedir a los electricistas. Pero ellos no quieren mostrar sus errores, mostrar sus contradicciones legales y a quienes se han ido, les hicieron firman un documento de varios legajos donde en esencia, los hacen renunciar. Renuncian a sus derechos, cosa que la Constitución indica que no es posible.

El gobierno actúa violando la Constitución. Promueve, presiona, espanta y cuando han logrado que los trabajadores se llenan de temor y miedo, desconfianza y sin conocimiento, firman su renuncia voluntaria.

Los electricistas en Resistencia se han dado cuenta de ello. Dicen que sí, que renuncian. Pero se preguntan ¿Cuál es el patrón que me despedirá por escrito?:

1. ¿El organismo público descentralizado Luz y Fuerza del Centro? No puede porque ya no existe.
2. ¿La Junta de Conciliación y Arbitraje? No puede, su objetivo es conciliar o dictaminar sobre ese tipo de despidos.
3. ¿El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, SAE? Tampoco puede, sólo administra los bienes y concluye la extinción o liquidación pero de Luz y Fuerza del Centro.
4. ¿El presidente, presunto extinguidor del organismo público descentralizado? Menos, dice la Suprema que no es patrón.
5. ¿La Suprema Corte de Justicia de la Nación? No puede. Dice que sólo existe para hacer respetar la Constitución. UPS!
6. ¿La Comisión Federal de Electricidad, CFE? Dicen que no puede ser patrón sustituto, a pesar de que ya ocupa todas las instalaciones para dar el servicio de la extinta. ¡Órales!

El gobierno empezará a hacer las promociones para que se liquiden los electricistas en resistencia. Pero es un engaño, les exigen que renuncien en “forma voluntaria” a sus derechos irrenunciables. Engañan y violan lo que juramentaron defender.

Lo que se ve, en los hechos, es un despido escrito por dos instancias legales, existentes. El mismo poder que extinguió o la empresa que realizan las mismas funciones del organismo extinto. Eso acordó en su asamblea extraordinaria permanente:

¡Que los despida por escrito CFE! Pero entonces si existirá un patrón.
¡Que se los firme y se los cumpla el presidente! Quién decreto la extinción. Pero entonces la Suprema fallo en falso, pues habrá patrón.

Etiquetas:

Acerca de Redacción

Medio Alternativ, libre e independiente fundado en julio de 2006

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.