Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Noticias » Internacional » (Paraguay) Un golpe que viene del norte. Entrevista a Ricardo Canesse

(Paraguay) Un golpe que viene del norte. Entrevista a Ricardo Canesse

  • Array

Ricardo Canece, ingeniero Secretario General del Frente Guasu, parlamentario del Mercosur, da su perspectiva del mapa político paraguayo y los intereses que movieron los hilos del golpe de estado: Las transnacionales agroexportadoras y extractivistas, y su relación con la oligarquía local.

Por: 

Ricardo Canece cuenta con una reconocida trayectoria como Concejal Municipal de Asunción, Presidente dela Junta Municipal  y por su lucha antidictatorial. Se especializó en energía y su crítica a los manejos de la binacional lo obligó a ir al exilio en 1977. Actualmente parlamentario del Mercosur y secretario general del Frente Guasu.

¿Cómo se entiende el golpe en relación con la presencia de las multinacionales en Paraguay?

Yo creo que este es un golpe que viene del norte e impulsado por las transnacionales. Hay algunos organismos del imperialismo, no te puedo decir que todos estén implicados, pero tiene ese sello indiscutible del imperialismo porque este es un golpe a la democracia en Paraguay, pero también es un golpe al proceso de integración progresista de la región. Es un golpe donde se busca poner un “portaaviones” de los Estados Unidos de America en Paraguay, utilizar Paraguay para desestabilizar toda la región y hacia ahí apunta este proceso.

¿Cómo se lee esto con una mirada historica?

Desde la guerra de la triple alianza, donde se destruyo un proceso popular muy fuerte, el pueblo paraguayo no pudo retomar esa fortaleza que tuvimos. Ese proceso que estaba basado en la conciencia de la gente, en la organización, el desarrollo de bases productivas, eso se revienta con la guerra de la triple alianza y paraguay queda como un eslabón débil. Por eso tuvimos varios golpes.

El de 1937 contra la revolución febrerista, que fue un movimiento popular, interesante. Y después en la revolución de 1947, donde fue el intento mas serio que tuvo el pueblo paraguayo de revertir la situación hacia un proceso democrático-progresista. Ahí hubo una articulación de organizaciones de izquierda, progresistas y democráticas,  hasta que esa guerra civil se perdió. Esa guerra fue trágica, donde ya el imperialismo jugo a favor de la reacción y donde se termina instalando Stroessner sobre ese triunfo de las fuerzas de derecha.

Y ahora habíamos podido avanzar en el 2008 y este avance es lo que provoco que vengan a volver a tirarnos atrás. Pero vuelvo a decir, no es solamente contra el pueblo paraguayo este golpe. La jugada del imperio es romper el proceso de integración regional y utilizar a Paraguay como base de operaciones; en coordinación con nuestra oligarquía, y sabemos muy bien como la oligarquía de Uruguay, de Argentina, de Brasil, de Bolivia,  por citar las más cercanas, están coordinando con los golpistas de Paraguay, abiertamente. Debe ser porque las une sus intereses de clase.

Desde esta perspectiva ¿Como se esta dando el saqueo de los recursos naturales en Paraguay?

Tenemos lo que viene ya históricamente y las formas nuevas. Lo que ya viene es el tema de la tierra que viene desde la guerra de la triple alianza pero que se agudiza en la dictadura de Stroessner donde se crean las condiciones para una primacía de las transnacionales de la agroexportación en connivencia con los terratenientes, esa es la alianza: las transnacionales con los terratenientes.

También el caso de los brasiguayos terratenientes como Favero, que tiene 1 millon de hectáreas, aparte de ser un reaccionario, amigo de Stroessner. Según los datos de la comisión de Verdad y Justicia hay 8 millones de hectáreas de tierras mal habidas en manos de terratenientes, o sea tierra robada. Y esta gente que tiene tierras robadas son la mejor conexión con las transnacionales y son justamente quienes quieren criminalizar la lucha del campesinado por la tierra, que afecta sus intereses.

Estos intereses económicos son los de Monsanto, Cargyl y otras transnacionales en conexión con la oligarquía local. Esos sectores estaban intranquilos con nuestro gobierno, que no había afectado gravemente sus intereses porque con la minoría en el congreso, y la oposición en el poder judicial, no podíamos avanzar y esa era la fricción. Pero alguna traba se le ponía a los transgénicos, había siempre una presión por la reforma agraria; por la expropiación de tierra, entonces ellos estaban molestos.

Estos intereses de los terratenientes, de la agroexportacion, de las trasnacionales están detrás del golpe y también el negocio nuevo que es la energía hidroeléctrica; y ahí entra Rio Tinto Alcán. Porque  en el mundo no hay nada mas valioso en este momento que la energía.

¿Cómo venia la negociación con Rio Tinto durante el gobierno de Lugo?

El gobierno de Fernando Lugo le trato con mucho respeto, porque justamente nuestra correlación de fuerzas no era como para echarla a patadas, que es lo que se deberia haber hecho. Esa es mi opinión, que no es la misma que la de Fernando Lugo. Pero bueno, se les atendía con cordialidad, diciéndoles que no iba a  haber subsidios.

Durante tres años no pudieron concretar nada, a pesar de lo que invirtieron en prensa, en agencias de imagen, en lobbistas, muchos inclusive dentro del gobierno, un sector de los liberales que ahora siguen en el gobierno actual de Federico Franco.

Ese es uno de los negocios que Franco esta acelerando, porque ahí hay mucho dinero. Nosotros hemos estado calculando y muy por lo bajo son 14 mil millones de dólares que Río Tinto Alcan pretende que se le subsidie, además del trabajo esclavo del pueblo paraguayo que va a tener que trabajar, ya sea para pagar los impuestos, ya sea por el costo de menos inversión en educación y en salud, o también por la contratación de una deuda externa, porque ¿De donde saldrán los 14 mil millones de dólares de subsidio? Van a tener que pedir un crédito externo, con el cual se multiplicaría por ocho la deuda que tiene el país.

Esto seria una carga pesadísima sobre el pueblo paraguayo. Le van a quitar toda su soberanía sobre esa energía que van a ser 1600 megavatios, que es prácticamente todo lo que paraguay consume actualmente. Porque 1600 megavatios son mas de dos unidades de Itaipú, y esas unidades no las vamos a poder recuperar mas. Si paraguay quiere recuperar esa energía no va a poder, Río Tinto va a ampararse en las leyes de protección de la inversión extranjera, va a accionar en tribunales internacionales. Una perdida total de soberania a favor de este enclave, es decir, un enclave es un Estado dentro de otro Estado.

¿Cual es la relación entre el golpe de estado y Rio Tinto?

Hay sospechas fundamentadas  de que ellos estuvieron detrás del golpe financiándolo. Yo los he visto haciendo lobby con la comisión de energía de la cámara de diputados. ¿Qué estaban haciendo ahí? Si todavía no había ningún proyecto, ni siquiera el planteo de iniciar negociaciones  ¿Por qué estaban hablando con la comisión de energía? Hay elementos, información precisa que apunta a que ellos estuvieron en el financiamiento de este golpe.

De hecho este presidente que le puede ayudar a disminuir la tarifa eléctrica les va a permitir ganar cientos y miles de millones de dólares. Porque los cambios de presidentes y parlamentarios pueden estar manipulados por una empresa que por su volumen de negocios, la institucionalidad misma del estado puede a peligrar.

Nosotros hemos tenido un sistema de enclaves, esto fue así luego de la guerra de la triple alianza; este golpe contra lo que fue “la cuba” de aquella época, un Paraguay que iba totalmente en contra mano al proyecto imperialista y por eso hubo un genocidio contra el pueblo paraguayo. Después de eso vienen los enclaves: el enclave del tanino, el enclave de la yerba, el enclave de la madera, de la carne; los cuales ponían y sacaban a los presidentes. Varios presidentes de la república fueron abogados, lobbistas de esas empresas. Por eso, nosotros ya hemos padecido esa situación. Y ahora se vuelve a repetir, de forma más aguda.

-¿Cómo entiende la presencia de las bases militares norteamericanas?

-Todo el Paraguay va a actuar en función de los intereses de EE.UU. y más con este gobierno títere de Federico Franco. Ya salió a decir un diputado de UNACE -de la ultraderecha, de Lino Oviedo- que tenían que venir más bases militares. Pero aun si no hubiera bases militares, el gobierno golpista y el gobierno que pretende asumir luego de las elecciones del 2013 pretenden hacer eso. Incluso ya hablan de un tratado de libre comercio con EE.UU., hablan de bases militares y demás. Pero el rol que van a cumplir es el de desestabilizar la región a partir lo que sucede en Paraguay.

-Usted también es miembro del Frente Guasu ¿Cómo ven el escenario electoral del 2013? ¿No estarían legitimando el golpe institucional con la participación en estos comicios?

-No hay una decisión de participar sí o sí. Nosotros tenemos ahora una lucha por la recuperación de la democracia, de denuncia del golpe. Nuestra consigan es “Fuera Franco”, es decir, que salgan los golpistas y que retorne la democracia. Al mismo tiempo, nos estamos preparando para ejercer el derecho de elegir y ser elegidos, así como buscamos ejercer todos los derechos, la manifestación, la libre expresión, condenando cuando hay atropellos a la libertad de prensa.

Vamos a poner a prueba a los golpistas, ver si realmente ellos quieren elecciones libres o no. De hecho, esta citación que hacen a Lugo en los tribunales en base a que Maduro, el canciller de Venezuela que habría arengado a los militares, realmente no tiene ni pies ni cabeza porque la misma cancillería de Venezuela desmintió eso. Pero en todo caso si hubiera arengado tendrían que haberle hecho juicio político a Maduro y no a Fernando Lugo o a los ministros. Pero la intención de ellos es impugnar a nuestras principales figuras políticas para coartar nuestras chances en el 2013.

Después del golpe de Estado se dan cuenta que han unido a las fuerzas progresistas y democráticas, y nosotros estamos ahora afuera del gobierno por la fuerza, pero podemos tener buenas posibilidades en el 2013, entonces el gobierno de Franco busca entorpecer nuestro trabajo, o incluso quitarnos de la cancha a nuestros principales jugadores.

Si ellos quieren manipular las elecciones, ahí van en camino a convertirse en la dictadura de Stroessner. Porque en el gobierno de Stroessner había elecciones cada 5 años, pero no había posibilidades de que fueran elecciones libres y democráticas.

-¿Tienen pensado algún pedido de ayuda internacional para las elecciones?

-Claro, nosotros vamos a buscar primero en la región, el MERCOSUR, UNASUR, también la OEA, si bien en la OEA hay más condescendencia con los golpistas. También en la Unión Europea.Vamos a buscar que haya observadores internacionales que sean imparciales.

Vamos a ver si ellos aceptan que vengan observadores de la región. Ahí vamos a ir probando su vocación democrática, porque por el momento están restringiendo libertades públicas, están despidiendo gente por cuestiones ideológicas, están transgrediendo la Constitución e incluso, con los sucesos de Curuguaty, derecho humanos muy elementales.

Si esa va a su línea, vamos a tratar que por lo menos se evidencie esa línea autoritaria.

-En cuanto a la articulación con los movimientos sociales y campesinos, pensando también la resistencia en un plano más amplio que el electoral, ¿cómo se prevén estas articulaciones?

-Nosotros hemos ido avanzando en eso y estamos articulando con todos los movimientos sociales, sindicales y laborales, done hay mucha preocupación por la privatizaciones que ya se están anunciando; con el movimiento campesino por el tema de la tierra y con distintos movimientos, cada uno con su agenda, buscando unir los reclamos de participación y democracia con los reclamos sociales: vivienda, tierra, trabajo, todos los grandes temas que iremos profundizando con el transcurso del tiempo.

Al principio sí estuvimos más en lo que fue contestar al golpismo, pero tenemos una idea muy clara: Toda lucha social y reivindicativa es también una lucha contra el golpismo, por lo que toda lucha social es una lucha democrática.

-Teniendo en cuenta los antecedentes de lo sucedido en otros países de Latinoamérica, por ejemplo Honduras, ¿cómo están viendo la posibilidad de un avance represivo en Paraguay?

-Estamos teniendo en cuenta los focos de represión mas evidentes que hay, como puede ser el despido de los compañeros que están en funciones públicas, para lo que hoy en día existe la Coordinadora de Trabajadores Contra el Golpe.

El tema Curuguaty nos preocupa también, porque ahí hay orden de detención contra 62 personas por homicidio doloso lo que es extremadamente grave, ya que hay una criminalización de la lucha social sin ninguna prueba, porque ni la fiscalía ni el juzgado han presentado prueba alguna en contra de estos compañeros que estaban buscando un pedazo de tierra.

Al mismo tiempo, el Gobierno no esta haciendo nada con las denuncias muy serias de ejecuciones sumarias perpetradas por parte de la Policía, infiltrados en la Policía o cercanos a los terratenientes.

Hubo ejecuciones sumarias, hubo torturas e incluso todavía hay heridos que están indebidamente en cárceles sin tratar las heridas dejadas por la represión, cuando deberían estar en el hospital. Estamos atendiendo esos casos de represión.

Pero no solo damos respuesta sino que también pasamos a la ofensiva, como con el caso de Río Tinto Alcán, donde lanzamos una campaña en contra de lo que pretende este Gobierno para destruir al pueblo paraguayo.

Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.