Home » Destacadas » Ni el PRD ni sus gobernadores son de izquierda, ¿por qué decirles así si son otra cosa?

Ni el PRD ni sus gobernadores son de izquierda, ¿por qué decirles así si son otra cosa?

Pedro Echeverría V.
En la tarde de ayer miércoles se reunieron cinco gobernadores del PRD con el presidente electo Enrique Peña Nieto. Pereciera que la opinión o posición política de López Obrador al respecto nada tiene que ver. Miguel Mancera del DF, Ángel Aguirre de Guerrero, Graco Ramírez de Morelos, Arturo Núñez de Tabasco y Gabino Cué de Oaxaca son los cinco funcionarios que personalmente se reunieron por propia iniciativa y pudo observarse que cada gobernador estaba pleno de felicidad. ¿Por qué les dicen gobernadores de izquierda si ellos mismos reconocen que apenas son “progresistas” o de centro? ¡Qué distinto fue hace seis años cuando todo el PRD y sus aliados mantuvieron la posición de desconocimiento al presidente Felipe Calderón y sólo años después lo reconocieron como presidente!
2. Señaló Peña Nieto, a partir de ser reconocido, que su interés es demostrar que en democracia y en pluralidad sí es posible dar mejores resultados, y que en un clima de acuerdo y civilidad política se puede dar forma a proyectos que incidan en elevar las condiciones de bienestar de la población. Mancera dijo que hay coincidencias en los temas que deben impulsarse y que se habrá de trabajar de la mano por México. Graco Ramírez aprovechó para decir que acudirán a la toma de posesión y no a las protestas de lópezobradoristas ese día. Por ello el dirigente del PAN, al saber de la reunión, apuntó que no reconocer el triunfo del priísta desacredita a las instituciones y provoca la desunión en México y criticó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, porque durante cinco años y medio no reconoció a Felipe Calderón como presidente.
3. Ser de izquierda es tener la convicción de luchar de manera permanente junto, por y para los trabajadores. No puede ser de izquierda el partido o político que busca alianzas a conveniencia con los explotadores y opresores, tal como sucede con las alianzas con el PRI y el PAN, que como partidos han demostrado estar al servicio de los opresores. Cuando más en política burguesa y electoral se podrá ser “progresista”, “democrático”, “nacionalista”, pero ser de izquierda requiere estar comprometido en la teoría y en la práctica con los explotados. Por eso el PRD y la mayoría de sus militantes, siempre se negaron a ser reconocidos como “partido de izquierda” porque los hacía “sectarios” ante el voto de los mexicanos. Así que llamarlos de izquierda parece un truco para desprestigiar esa posición político-ideológica.
4. Debemos ser muy claros: esos gobernadores –así como diputados y senadores del movimiento progresista- pudieron “triunfar” electoralmente en el DF y en sus estados por la campaña y la fuerza de López Obrador, pero algunos de ellos –sobre todos el de Morelos, que es alto dirigente del PRD- quizá ya no quisieran hablar o toparse con él. De todas maneras es aún temprano para hablar acerca de sus gobiernos, pero lo que se perfila es que el gobierno federal de Peña Nieto los absorberá en la práctica si López Obrador no crea una gran fuerza de masas. Lo veremos en las respuestas y el trato político que den esos gobernadores a las luchas de los trabajadores; pero también a los cambios y reacomodos que se den en el PRD y el lópezobradorismo a partir de la creación de su nuevo partido. La realidad es que en política muchas cosas imprevistas suceden, aunque puedan verse las tendencias.
5. Miguel Mancera es seguidor de Marcelo Ebrard, calificado seguidor del centrista Manuel Camacho; Ángel Aguirre, hasta hace dos o tres años, fue exgobernador y militante priísta; Graco Ramírez exmilitante del PMS con Jesús Ortega y Aguilar Talamantes; Arturo Núñez, ex dirigente priísta y Gabino Cué, exmilitante del PRI. ¿Cómo puede llamárseles “gobernadores de izquierda” sin nunca en su vida han sido militantes de la izquierda? A personajes como López Obrador, Monreal, que fueron del PRI, al ser distintos porque se han deslindado de manera permanente, clara, radical del PRI y el PAN, sí podría llamársele de izquierda; pero a quienes no se han deslindado política e ideológicamente con el PRI y con el sistema –como es el caso del PRD- apenas alcanzan la posición de los socialdemócratas.
6. El PRD, como partido, solamente en un periodo –quizá después del Congreso de Oaxtepec- peleó por autocalificarse de izquierda; sin embargo la realidad es que nunca pudo situarse en ese campo porque su objetivo fue siempre la lucha electoral, pacífica, los acuerdos, el parlamento y sin aceptar otras forma de lucha: como la guerrillera, la huelga general, las poderosas luchas en las calles, aunque estén muy lejos de ejercerlas. El PRD no solo no las respeta sino que declara estar contra ellas e incluso para deslindarse las denuncia. Pero por otro lado muchos de los exgobernadores del PRD fueron acusados con muchos fundamentos de corrupción y de gobernar al estilo del PRI y del PAN: Rosario Robles, Amalia García, Cárdenas Batel, Godoy, exgobernadores de Chiapas y otros. ¿Por qué entonces llamarlos de izquierda desprestigiando a la ideología? (25/X/12)
Ver Blog: http://pedroecheverriav.wordpress.com
pedroe@cablered.net.mx

Ni el PRD ni sus gobernadores son de izquierda, ¿por qué decirles así si son otra cosa? Reviewed by on . Pedro Echeverría V. En la tarde de ayer miércoles se reunieron cinco gobernadores del PRD con el presidente electo Enrique Peña Nieto. Pereciera que la opinión Pedro Echeverría V. En la tarde de ayer miércoles se reunieron cinco gobernadores del PRD con el presidente electo Enrique Peña Nieto. Pereciera que la opinión Rating:
scroll to top