Home » Noticias » Las tecnologías de información no garantizan por sí solas la formación integral de los alumnos

Las tecnologías de información no garantizan por sí solas la formación integral de los alumnos

10 de octubre de 2012

*Debe impulsarse una verdadera reforma educativa tendiente a mejorar el nivel educativo de los estudiantes, que abarque infraestructura digna y compromiso de los docentes

*El tipo de protesta que ha caracterizado a movimientos como los ocurridos recientemente en diversos países tiene como “eje vertebrador” el uso de las nuevas tecnologías

Las tecnologías de información son herramientas de apoyo muy útiles para el aprendizaje pero no garantizan por sí solas la formación integral de los alumnos, por lo que además de dotar las aulas con computadoras se debe impulsar una “verdadera” reforma educativa tendiente a mejorar el nivel educativo de los estudiantes, señaló el doctor Enrique Castañeda Castaneyra, investigador de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Advirtió que si no existe una reforma educativa que abarque infraestructura digna y compromiso de los docentes, entre otros aspectos, “el uso de las tecnologías no garantiza absolutamente nada”.

En el marco del XIII Congreso Internacional y XVI Nacional de Material Didáctico Innovador Nuevas Tecnologías Educativas, el investigador que ha participado en la coordinación de este encuentro desde hace 16 años, se refirió a la propuesta del equipo de transición del Presidente electo en materia educativa en el sentido de dotar de computadoras a todos los alumnos de quinto y sexto grado y reconoció que las tecnologías de comunicación han sido una herramienta de apoyo muy útil en los procesos de enseñanza aprendizaje.

En un país de tantas carencias como el nuestro se dedica muy poco presupuesto a la educación, el hecho de que exista la posibilidad de que alumnos o profesores de cualquier nivel tengan la oportunidad de acceder a esa tecnología implica ventajas muy importantes para su formación académica y profesional.

Consideró sin embargo que no es posible entender el uso de las nuevas tecnologías sin una reforma “integral” o sin que nos pongamos a reflexionar sobre las fallas de nuestro sistema educativo.

Añadió que disponer de las tecnologías “hace el trabajo más fácil en el aula y permite que el alumno acceda al conocimiento de una manera rápida, por lo que deben estar contempladas en el equipamiento de las escuelas, las cuales deben además contar con una infraestructura “decorosa” para que el alumno tenga mejores posibilidades de desarrollo.

En el segundo día de actividades de este congreso en el que participan especialistas de España, Perú, Uruguay y México, entre otras naciones, el doctor Cristian López Reventós, investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona, destacó el papel que “el lenguaje” dominado por los jóvenes a través de las redes sociales ha jugado en la organización de movimientos sociales de protesta.

Durante su ponencia Movimientos sociales y protesta a golpe de hashtag, dijo que el tipo de protesta que ha caracterizado a movimientos como los ocurridos en Egipto, España, Chile, México y Nueva York, entre otros, señalan un momento de inflexión porque a pesar de ser grupos heterogéneos tienen como “eje vertebrador” el uso de las nuevas tecnologías.

“La forma que tienen de gritar su inconformidad se da a partir de los nuevos medios; utilizan la tecnología como medio de interacción”; por tanto, han aprendido una nueva lengua y “la tecnología no es más que su (nuevo) lenguaje”.

Al explicar cómo se configura este tipo de procesos, el investigador –quien realiza una estancia de investigación doctoral en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo– señaló que “hay un efecto de estallido de la multitud a partir de pequeños gestos que rompen la articulación normal del sentido”.

Se refirió a continuación a una serie de imágenes y videos relacionada con la represión policiaca contra el movimiento de indignados en Madrid, que circularon profusamente en la red y que contribuyeron a extender dicha indignación.

Son prácticas, emociones, gestos, reacciones que generan procesos de significados y constituyen una “gramática de la protesta” que es necesario saber leer y analizar desde la academia, porque es éste el mundo donde enseñamos, señaló.

Fuente: UAM

Las tecnologías de información no garantizan por sí solas la formación integral de los alumnos Reviewed by on . 10 de octubre de 2012 *Debe impulsarse una verdadera reforma educativa tendiente a mejorar el nivel educativo de los estudiantes, que abarque infraestructura di 10 de octubre de 2012 *Debe impulsarse una verdadera reforma educativa tendiente a mejorar el nivel educativo de los estudiantes, que abarque infraestructura di Rating:
scroll to top