Home » Noticias » Capital » Jaime Avilés “Ebrard: homenaje al Panda Show”

Jaime Avilés “Ebrard: homenaje al Panda Show”

Marcelo Ebrard Casa Avón, líder histórico de la “izquierda moderna”, cimentó un nuevo ladrillo para construir su candidatura a la Presidencia de la República en 2018. Durante una solemne ceremonia celebrada en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento otorgó el título nobiliario de “ciudadano distinguido” a don Rogerio Azcárraga Madero, CEO del Grupo (Radio) Fórmula.

Nótese el uso Mayestático de las Mayúsculas en el Párrafo que sigue a continuación y que fue tomado de la plana completa y a colores que los habitantes del Distrito Federal, por medio de sus impuestos, pagaron a los periódicos capitalinos, a través de los cuales el señor Licenciado Ebrard Casa Avón dio a conocer la trascendental noticia:

“Asistieron a ese evento los Miembros del Gabinete del Gobierno del Distrito Federal y por parte del Grupo Fórmula, encabezados por el Lic. Jaime Azcárraga Romandía, Vicepresidente Ejecutivo, las principales personalidades del grupo como son: Joaquín López-Dóriga, Oscar Mario Beteta, Ricardo Rocha, Eduardo Ruiz Healy, Ciro Gómez Leyva, José Cárdenas, Maricarmen Cortés, José Yuste, Marco Antonio Mares, entre otros”.

Que al Mirrey Peña Nieto lo critiquen por su Analfabetismo Funcional, no disculpa al Licenciado Ebrard Casa Avón de ser blanco de la crítica por publicar un Documento como el que Aquí se menciona, con tamaños errores de Sintaxis, pues según éste, “las principales personalidades” estuvieron “encabezados” por el hijo del magnate.

El pretexto que el Alcalde utilizó para entregar el Chayote de Diamante a vividores de la calumnia como López-Dóriga, Gómez Leyva, Oscar Mario Beteta, Pepe Cárdenas y Ruiz Healy –entre los cuales puedo imaginar cuán apenado debió sentirse mi amigo y colega Ricardo Rocha– fue la Gripe de Carstens que azotó a Ebrard y a Felipe Calderón en el verano de 2009. Vuelvo al Texto, en el que Ebrard…

“…reconoció la trayectoria de don Rogerio y el apoyo apasionado que le ha dado a la ciudad durante ´´las crisis más complejas, como fue la de la influenza´´. ´´Y recuerdo que él me dijo: te ayudamos en lo que necesites y efectivamente, Grupo Fórmula nos apoyó como nadie. Fueron tres semanas muy duras de incertidumbre, en las que la ciudad estuvo a prueba´´”.

¿Y cuáles fueron “las otras crisis más complejas”? Quizá los historiadores nos lo digan algún día porque el Texto no las menciona. Pero vaya que el muy probable continuador de la obra de Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto tiene la cara dura, al autohomenajearse por haber cometido uno de los errores más estúpidos y dañinos de su administración.

Como ustedes recordarán, Ebrard arruinó un sinnúmero de restaurantes y bares de la ciudad de México, al obligarlos a cerrar tres semanas en forma del todo innecesaria, lo que ocasionó graves pérdidas económicas a los propietarios de esos negocios y mandó a miles de meseros a la pobreza, pues aunque siguieran cobrando sus raquíticos sueldos (lo que no sucedió en la mayoría de los casos) dejaron de percibir las propinas que son el sustento de cada uno de sus días.

A diferencia de su muy probable sucesor, Peña Nieto no cerró ningún espacio público y no se le murió nadie por eso en el estado de México, pues el virus de la gripe del Cerdo, o de Carstens, no estaba flotando en el aire ni se contagiaba por la respiración sino por el contacto de la Mano del Hombre, cuando ésta lo recogía de la superficie de las cosas y se lo llevaba a la Boca, los Ojos o las Fosas Nasales.

Autoritario como Calderón, y con la certidumbre de un médico “zurujano” medieval, Ebrard no sólo vació las calles de la ciudad a lo tonto y a lo loco, sino que enfermó de angustia a millones de personas que vivieron esas tres semanas con el temor a morirse en cualquier momento como moscas.

Ahora bien, que la condecoración a Rogerio Azcárraga se haya hecho extensiva a los principales responsables del fraude mediático en contra del pueblo de México, y que Ebrard haya descendido hasta la cloaca del descrédito donde se pudre el pretigio que algún día tuvieron López-Dóriga y Gómez Leyva, es algo tan sucio que no vale la pena siquiera comentarla.

En cambio, no puede pasarse por alto que el homenaje al magnate radiofónico fue también un premio a una de las figuras más repugnantes (y famosas) del dial, como es la estrella del Panda Show, el popular Pandita, que noche a noche se burla de ancianas a las que engaña con falsas noticias sobre desgracias de sus hijos, hombre a los que ofende al presumirles que anda con sus mujeres, hijos a los que aturde al “revelarles” que es el “amante” de su padre, y múltiples abusos por el estilo, que escapan a toda forma de control legal en nombre de la “libertad de expresión” y exponen al ridículo a los ciudadanos indefensor.

¡Bravo por Ebrard! Que siga adelante en su lucha por convertirse en el Fox de 2018, mientras para hacerlo avanzar por ese camino, la izquierda moderna fortalece su alianza con la ultraderecha del PAN y el Yunque en el Senado, a propósito de la Reforma Laboral, razones por las cuales, hoy también, estaré en Twitter, en la cuenta @Desfiladero 132, por si ocupan.

Jaime Avilés

Jaime Avilés “Ebrard: homenaje al Panda Show” Reviewed by on . Marcelo Ebrard Casa Avón, líder histórico de la “izquierda moderna”, cimentó un nuevo ladrillo para construir su candidatura a la Presidencia de la República en Marcelo Ebrard Casa Avón, líder histórico de la “izquierda moderna”, cimentó un nuevo ladrillo para construir su candidatura a la Presidencia de la República en Rating:
scroll to top