Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Destacadas » Jaime Avilés: 1968 en 2012

Jaime Avilés: 1968 en 2012

  • Array

Fuente: Fuentes Fidedignas

DESFILADERITO

1968 en 2012

En la bellísima casa de tres pisos de la colonia Narvarte (Cumbres de Maltrata 581) que alberga el museo de la Fundación Héctor y María García, situada muy cerca de la que habitaron juntos durante muchos años esos dos enormes escritores de la luz, anteayer fue presentado al público un trabajo de calidad e importancia excepcionales: “Palabra de fotógrafo: testimonios sobre el 68”, realizado por Juncia Avilés Cavasola, Carlos Hernández y Felipe Morales, a partir de una serie de entrevistas de Beatriz González y Alberto del Castillo a grandes maestros de la cámara fija como Rodrigo Moya, Enrique Bordes Mangel, Enrique Metinides y otros.

A lo largo de la proyección del documental de 55 minutos (disponible en la librería del Instituto Mora, en Mixcoac, junto a la casa donde nació Octavio Paz), evocaron sus recuerdos quienes retrataron el movimiento estudiantil de 1968 y desde luego la matanza de Tlaltelolco, como reporteros gráficos de los diarios más importantes de aquella época: Excélsior, El Universal, La Prensa, El Heraldo de México y algunos más.

Un sentimiento perturbador embargó de principio a fin a los espectadores, al comprobar que los titulares de primera plana de esos periódicos se parecen tanto a los de nuestros días. Cito, al respecto, palabras publicadas por dos de ellos que estuvieron colgados en los kioscos de la ciudad de México el día de ayer, en torno al movimiento de los maestros normalistas de Michoacán, brutalmente reprimidos la noche del pasado domingo en horas ya del lunes por el gobierno del priísta Fausto Vallejo.

La Razón: “Vallejo rechaza indultar a normalistas que vandalizaron. Consignan a 49; la respuesta: toman alcaldía de Paracho y rectoría de la Nicolaíta y se plantan frente a las oficinas del gobernador”.

El Financiero: “En Michoacán, la ley no se negocia: Vallejo”. [Este titular, sobre una breve nota de la página 32 sin llamado en primera plana, “informó” en su segundo párrafo:] “Manifestó que la ley no se negocia –en alusión a un eventual perdón a normalistas– y sostuvo que en la entidad no hay gobernabilidad luego de que el lunes irrumpieron fuerzas policiales para recuperar vehículos secuestrados por alumnos de Tiripetío, Cherán y Arteaga, dejando un saldo también de 176 detenidos y una decena de policías lesionados”.

Radio Fórmula: “En Michoacán no hubo un solo herido”, afirmó Ciro Gómez Leyva en su programa radiofónico del martes por la tarde, el mismo día en que por la mañana, La Jornada publicó una enorme fotografía a colores en su contratapa, en la que se veían los estudiantes detenidos pero ni el rostro ni las ropas de ninguno de ellos mostraba una sola gota de sangre, lo que contrastó escandalosamente con las imágenes difundidas por las redes sociales, en las que jóvenes con el rostro y la cabeza bañados en líquido rojo (¿agua de Jamaica o Kool-Aid?) eran llevados a rastras por los gorilas.

Hay, como resulta notorio y palpable en todos los periódicos de circulación nacional, una clara sintonía entre sus directivos y el PRI para bajarle el tono a la lucha estudiantil de la tierra de Cuauhtémoc Cárdenas –que no ha dicho al respecto “esta boca es mía”– y de ser posible borrarl de la agenda pública. En “Palabra de fotógrafo”, el documental arriba citado, aparecen con frecuencia las portadas de los periódicos de entonces, y ninguna de ellas cuestiona y mucho menos critica a los hombres de Díaz Ordaz.

Pero la uniformidad de las noticias controladas por el dinero del PRI, en la época actual, no nos habla de un renacimiento de la censura sólo en la esfera de la política. Prueba de que hemos retrocedido –en lo que a libertad de prensa se refiere– a un año tan oscuro, doloroso y triste como 1968, es el desplante de mojigatería que se permitieron ayer los directivos de Reforma.

A diferencia de todos los otros medios, que imprimeron sin retoques la fotografía oficial de Sylvia Kristel, la actriz holandesa que llenó la pantalla grande de los cines comerciales en la década de los 70, con películas en que exhibía su primoroso cuerpo protagonizando escenas de gran belleza estética, Reforma se mordió la punta del rebozo y para no quedar atrás de sus competidores, también –y rezando 100 aves marías y mil 500 padresnuestros– le borró los senos con fotoshop.

Tamaña ridiculez coincidió con la celebración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, y por obra y gracia del puritanismo de los mochos de Monterrey, Sylvia Kristel salió desnuda de la cintura para arriba como si hubiera padecido la terrible enfermedad en ambos pechos y sólo conservara en lugar de ellos las cicatrices del horror. Sí, del horror que significa tener pretensiones democráticas en 2012 y volver a vivir como en 1968.

Quien por lo demás está plenamente convencida de que el presente mes de octubre corresponde al año de 1968, es la rectora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, María Esther Orozco Orozco (MEOO), pues ayer desconoció los acuerdos y los compromisos que había contraído con la comunidad que supuestamente encabeza, y se negó a instrumentar la instalación del Consejo Universitario, olvidando por senilidad o demencia o esquizofrenia, que estampó su firma en los documentos que la semana pasada negociaron las partes en conflictos.

La actitud de doña MEOO ha desconcertado no sólo al Consejo Estudiantil de Lucha y a los académicos que junto con los jóvenes construyeron la vía más corta hacia la reapertura de los planteles, sino también al secretario de Educación del Gobierno del Distrito Federal, Salvador Martínez della Rocca, y al propio Ebrard, quien según ya es fama soltó por ahí, visiblemente desesperado: “Esa señora es incontrolable”.

Hoy por eso también estaré en Twitter, en la cuenta @Desfiladero132, por si ocupan, pero la próxima semana no enviaré el Desfiladerito debido a que tomaré unos días de descanso. ¡Hasta dentro de dos lunes!

Jaime Avilés

Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.