Home » Noticias » Capital » Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios

Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios

Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios
Pedro Echeverría V.

1. No se cómo se metió mi amigo Gerardo Fernández Noroña en ese asunto exclusivo –por hoy- para oportunistas que sólo buscan poder y altos salarios; pero allí en el Congreso estuvo de 2009 a 2012. Dijo varias veces desde la tribuna que sólo cobraba la mitad del gigantesco e insultante salario de legislador y que estaba dispuesto a demostrarlo. Pronunció en el Congreso nacional unos 50 discursos difundidos por Internet en You Tube que demuestran que nunca fueron líricos, “republicanos”, sin trascendencia; todos fueron prolongados para rebatir y denunciar al gobierno panista de Felipe Calderón, al oportunismo del PRI e incluso para criticar las posiciones arribistas de la socialdemocracia. Se veía rumiar a los funcionarios y a los diputados del PAN y del PRI que eran confrontados y desnudados en cada discurso. Aún puedes verlos.

2. Durante 50 años, siendo yo un observador político, puedo decir que no ha habido diputado o senador que lo iguale o siquiera esté cerca, como polemista. El priísta-perredista Muñoz Ledo era hasta entonces el más destacado por sus interesantes reflexiones; aunque no se puede dejar de nombrar al panista reaccionario y fascista Fernández de Cevallos por sus dogmas declarativos. Pero Noroña demostró en esos seis años que tiene conocimientos, retentiva histórica y una gran facilidad para expresar sus ideas y polemizar. Hace menos de un mes llamó a la formación de una corriente libertaria o anarquista que seguramente nunca se reunirá, no se organizará y menos lo seguirá a pesar de haber demostrado su enorme capacidad parlamentaria. Los anarquistas se “organizan” en las luchas concretas, en las calles y las plazas para luego disolverse.

3. Si hubiese brincado Noroña, como siempre sucede en los partidos, a la senaduría, estuvieran sufriendo más de 10 futuros secretarios de Estado, así como los senadores del PRI, del PAN y del PRD; por ello me da la impresión que fue un acuerdo nacional –por ser incontrolable- para no incluirlo en la lista. A pesar que lo considero de “mi amigo”, por estar juntos en algunas batallas, desde hace tres años apenas nos hemos saludado. Pero lo que siempre me preocupa es la enorme facilidad que tienen los medios de información para desprestigiar, burlarse, hacer mofa, de todos aquellos que participan y destacan en la verdadera oposición, tal como se han burlado y lo han querido hacer con Marcos, López Obrador, los líderes de la APPO, la CNTE, del Yo soy 132, de los electricistas y petroleros. Y los tontos del pueblo repiten a Televisa.

4. En días anteriores a la aprobación de la funesta y antiobrera reforma laboral Noroña estuvo con nosotros, a las puertas del congreso nacional bloqueando a los nuevos diputados y protestando contra esa reforma que sólo beneficia a los empresarios. Sus actitudes y determinaciones parecen muy personalistas o individualistas porque no ha querido pertenecer a organización alguna ni tampoco someterse a ninguna disciplina de partido u organización; sin embargo su contribución en las luchas ha sido –hasta hoy- muy positiva. No conozco que en algún momento (desde1995 que lo conozco) haya servido a los intereses de la burguesía y sí me consta que ha estado en varios estados de la República (como altermundista) en acciones de protesta. Le sugerí en 2003 que abandonara el PRD porque nada tenía que hacer allí; pero sólo se sonrió.

5. Lo interesante de hablar bien de Noroña es que no es gobernante, empresario, millonario o con algún poder. Es un luchador social individualista y anarquizante que al parecer actúa protestando, confrontando y siguiendo cada momento que considera básico. Supongo que observa bien el fenómeno y no espera que haya o se organicen condiciones para intervenir. Se pone de acuerdo con quienes encuentre en el camino y actúa, a pesar que las fuerza policiacas o del ejército lo detengan –sin razón- por horas o días. ¿Qué es muy individualista la acción? Sí, pero llama la atención del pueblo. ¿Puede olvidarse la magnífica idea de las mantas denunciadoras en el Congreso, y toda la bronca nacional que desató destapando el alcoholismo del presidente Calderón? Pienso que Noroña todavía le queda mucho espacio para seguir protestando en las calles. Espero que muchos más lo acompañemos.

6. ¿Qué hacer cuando los grupos de izquierda están atomizados o sólo están esperando las órdenes de arriba, de sus dirigentes, para actuar? En primer lugar no aceptar pertenecer a una organización que es sólo de membrete, es decir, de nombre. Los grupos de izquierda sólo pueden justificar su existencia si analizan las condiciones en que vive el país y luchan por su transformación. Si bien deben contar con muchos intelectuales que sepan explicar la problemática, éstos no pueden estar aislados de la realidad y de las luchas cotidianas. Pienso, como Noroña, que a la burguesía gobernante y empresarial no hay que darles tregua; que de manera permanente hay que protestar para enseñar a los trabajadores a hacerlo en defensa de sus intereses. Ello me hace aplaudir a aquellos que han dedicado toda una vida de lucha y no sólo unos días o unos meses de protesta. (2/X/12)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios Reviewed by on . Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios Pedro Echeverría V. 1. No se cómo se metió Hubo un diputado (Noroña) que se jodía con razón –con la risa en los labios- a todos los legisladores y funcionarios Pedro Echeverría V. 1. No se cómo se metió Rating:
scroll to top