Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Secciones » Tecnología » Ante avance tecnológico urge al profesorado un cambio en la manera de interactuar con los alumnos

Ante avance tecnológico urge al profesorado un cambio en la manera de interactuar con los alumnos

  • Array

Doctor Pedro Solís Pérez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa

25 de octubre de 2012

*Se inauguró en la UAM el Congreso de Tecnologías Educativas

*En algunos casos la brecha tecnológica es muy amplia entre profesores y estudiantes

Nuevos paradigmas en el perfil del estudiante y el profesorado, la implementación de modelos flexibles centrados en los alumnos y el diseño de programas de estudio basados en las particularidades de cada licenciatura son algunas de las medidas a implementar en el modelo educativo ante la inminente incorporación de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información en los sistemas de enseñanza, señaló el doctor Pedro Solís Pérez, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Iztapalapa, al participar en el Congreso de Tecnologías Educativas que se inauguró en esta Institución.

La academia de la llamada era de la información debe potenciar un perfil de alumno participativo en el proceso de enseñanza, dada la condición de nativo digital de éste último; “necesita –el profesorado– un cambio fundamental en la manera de interactuar con los alumnos” afirmó el experto en estudios organizaciones al dictar la conferencia magistral Tecnología educativa, modelos innovadores y gestión del conocimiento.

“Más allá de la tecnología, que es sólo un medio, la verdadera relevancia radica en su uso, el cual es competencia del análisis pedagógico y de la formulación de nuevos modelos educativos y nuevas formas de interacción al interior de las aulas.
“Lo importante no son los dispositivos tecnológicos, ya no es el capital tangible lo que más produce, lo de mayor rentabilidad es el capital intangible: el capital cognitivo, organizacional y de vinculación”, entre los cuerpos académicos y estudiantil, reafirmó quien fuera presidente fundador de la Academia de Ciencias Administrativas.

Al abordar la brecha tecnológica existente entre alumnos y profesores y la falta de inclusión de las nuevas tecnologías en la enseñanza de las asignaturas Solís Pérez comentó que “algunas universidades han optado por el relevo generacional de en su plantilla académica” y otras por la impartición de cursos o diplomados de capacitación.

Pero para Solís Pérez resulta de mayor envergadura llevar a acabo un cambio en el paradigma de pensamiento del profesorado: los académicos “deben contar con la capacidad modificar sus modelos mentales, esquemas de pensamiento y de visión del mundo para vindicar la tendencia de estarse actualizando profesionalmente”.

A partir de allí “se podrán diseñar estrategias para modificar las habilidades personales de nuestros profesores, así como reacomodar las relaciones entre alumnos y maestros y sus formas de vincularse y agruparse; ante todo debe ser un proceso participativo”.

A modo de ejemplo cita: “profesores de avanzada edad se rodean de servicios sociales, alumnos que manejan todos los dispositivos y dominan todas las técnicas, y construyen de esta forma sus cursos”, otorgando una importante participación y experiencia profesional a los jóvenes.

Con esto último se garantiza la trasmisión del conocimiento y la reposición del capital humano que pierden las universidades con la jubilación de los actuales profesores.

En este panorama – agrega el ponente – “lo que cuesta más trabajo es el juego de compartir conocimiento. Normalmente los expertos desconfían a la hora de entregar lo que saben a las nuevas generaciones temiendo ya no ser requeridos o perder su coto de poder. Sin embargo, en el entendido de que todos producimos conocimiento, el aprendizaje en equipo resulta lo más valioso”.

Con relación a cuáles son las herramientas (páginas especializadas, blogs, bibliotecas virtuales, plataformas educativas, software, etc.) apropiadas para al enseñanza universitaria el experto comenta: “esa es una decisión institucional, y por lo tanto, entre todos los profesores que van a participar de la impartición de los cursos y asignaturas deben definir con que técnicas van trabajar, de acuerdo a las particularidades de cada licenciatura e incluso de cada comunidad universitaria” finalizó Solís Pérez.

Fuente UAM Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.