Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Destacadas » Pablo Gómez: Cisma en la izquierda

Pablo Gómez: Cisma en la izquierda

  • Array

Equipo RadioAMLO

13 de septiembre de 2012

Se ha producido la más grande división orgánica de la izquierda mexicana. Después de que México fue el país de América Latina donde se había logrado la mayor unidad orgánica (en un solo partido) de la izquierda, la decisión de Andrés Manuel López Obrador ha cambiado esa situación para inscribir al país en la regularidad continental de esa corriente política.

De nada serviría negar la importancia que tiene la decisión de López Obrador de formalizar su separación del PRD y lanzarse a crear un nuevo partido orgánico. Es verdad que la separación se había dado desde antes de la formación de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), pero la escisión orgánica no se había producido. Hasta hace unos días, cualquier afiliado a Morena podía también ser miembro del PRD.
Es evidente que, en el plano político –no siempre programático–, el alejamiento de la dirección del PRD por parte de López Obrador –y de aquélla respecto de éste– se fue haciendo cada vez mayor aunque durante la campaña electoral las distancias visibles se redujeron muchísimo.

Las consecuencias de la formación de un nuevo partido de izquierda en México no podrían estar a la vista en el momento actual. Por lo pronto, muchos miles tendrán que tomar una decisión personal: mantenerse en el PRD o integrar el nuevo partido. Al mismo tiempo, muchos que no tienen partido podrán ahora asumir la decisión de adoptar una membresía en una formación diferente al PRD, con lo cual se verá aumentada la militancia en la izquierda organizada.

Existen dos factores determinantes en el surgimiento del nuevo partido: la existencia de una propuesta política diferente y el aglutinamiento de muchos alrededor de un dirigente, pues la creación de Morena como partido empezó desde que AMLO tomó la decisión de construir esa formación política como algo abierto a cualquiera y sin que la afiliación tuviera requisito político alguno.

A partir de ahora podría iniciarse en la izquierda una especie de emulación sobre la propuesta política y la táctica. Sería lógico que Morena, como partido, surgiera con una propuesta propia, bien definida, y con una táctica explícita, es decir, escrita. Esto podría llevar al PRD a definir su propuesta y asumir una táctica cierta, sistemática y suficientemente clara como para poder hacer los contrastes indispensables en la nueva situación. El primer problema va a ser si Morena desea ubicarse en la oposición o sólo en la crítica. Es fácil entender que existe una diferencia entre un partido opositor y un movimiento exclusivamente contestatario. La oposición más completa suele ser aquella que lucha contra la política imperante y presenta un camino para el día de hoy y no sólo para dentro de unos años cuando cambie el poder por efecto del combate contra el mismo.
Los problemas que tiene frente a sí el nuevo partido deben ser muchos, pero el PRD tiene ahora más que antes. Este partido no debería continuar sin definir propuesta y táctica. Dentro de esta última es preciso asumir una posición opositora que no sólo mantenga la lucha contra el programa del PRI hecho gobierno sino también contra el de sus socios más cercanos, es decir, los líderes panistas. El PRD debería hacer una interlocución con el poder sin caer en la parafernalia propia de todo grupo gobernante, sin hacer la corte para obtener soluciones o simples interlocuciones. No se trata sólo de la forma sino de un contenido político que no puede caer en las confusiones que promueven los rituales. Para el PRD, Peña llegará a la Presidencia después de haber violado las reglas de la lucha democrática, él no es un demócrata en sentido alguno. La dirección perredista no debería hacer lo que hace la panista, la cual, después de haber denunciado la violación de la ley por parte de Peña, olvida todo y se aboca sólo a ver por lo suyo como si la República no estuviera dañada.

La emulación entre las izquierdas adquirirá nuevos caminos en México y será mucho más fuerte. Esto no necesariamente debe llevar a un retroceso.

Etiquetas:

4 Comments

  1. Sandra

    Membresía es con S de senador! Saludos y mi respeto total!

  2. POR MÉXICO

    Senador, muy atindas siempre sus palabras y fuertes. El PRD si no se pone las pilas pasará a ser un vil palero del régimen, como ya lo está siendo, solo será más evidente porque por contraste la posición de MORENA será congruente a sus principios de la defensa de los derechos y el patrimonio de los mexicanos en el Congreso como lo han sido los legisladores AMLOISTAS y no la gran mayoría de los perredistas especialmente en esta legislatura y en estos nuevos gobiernos que reconocieron por falsa comodidad el gobierno de EPN sin ni siquiera obtener una ventaja en la agenda social nacional. Solo por arrastrados y mantenerse en la comparsa y claro sacar provecho personal. Creerán ellos. Qué le pasó a Godoy se creyó el cuento y lo pagó caro. La izquierda no se puede aliar al régimen neoliberal PRIAN porque tienen agenda secreta. Los usan y luego los golpean para quemar a la verdadera izquierda injustamente y a la falsa también.

    Saben bien en el PRD pero no lo reconocen públicamente que esa “segunda fuerza” que no es tal, la obtuvieron gracias a AMLO, y a verlo sacrificado. Porque es evidente que se vendieron. No es la primera vez. Y ahora AMLO y su gente de verdadera izquierda que no pudo acomodar ni en la asamblea del D.F. ni en la cámarada de diputados ni de senadores salvo contadísimas excepciones, casi todas las demás se las llevaron los Chuchos. Se lo comieron los chuchos sí. Contó con que si le respetaban que al llegar a la presidencia el gabinete y los puestos relevantes serían escogidos de su gente, en las cámaras y en los congresos locales podrían ser ubicados la gente de las tribus PRD, PT y MC que lo habían apoyado en la candidatura presidencial. No contó con otro fraude y que el sistema-régimen-dictadura neoliberal-salinista-prianista-oligarquista-vendido de México le tiene declara la guerra de manera total y absoluta cueste lo que cueste. Y tampoco lo creímos nosotros porque creímos en que al menos en la historia del México independiente reciente Fox había llegado democráticamente. Lo que no es cierto. Fue producto de un acuerdo, reconocido en años por el entonces secretario de Gobernación Emilio Chauffette. Nos dieron atole con el dedo y me refiero nos, no porque vote por Fox, porque para mí era un cuento del sistema, si no porque igual que todos creí que efectivamente los números lo habían favorecido olvidando que el día de las elecciones y mucho antes de que concluyera inclusive la jornada electoral Zedillo reconoció el triunfo de Fox. Curiosamente igual Calderón a EPN. Todo menos coincidencias.

    Por eso la transformación, regeneración, profunda de nuestro país, nuestra gente, nuestros valores, es urgente para llegar allá arriba, no podemos solo golpearlos a los de arriba una parte de la población, si no la gran mayoría de la población y para ello la gran mayoría de la población tendrá que pensar y actuar de manera diferente a como lo ha estado haciendo durante estas décadas de desinformación, desculturización, violencia, miseria, ignorancia, desensibilización social y manipulación política. La clave el acceso a la información real y la educación que concientizen al pueblo, lo unan y se organiza en la misma causa de acción por México y los mexicanos.

  3. Juan Antonio González Salcedo

    Si MORENA se mantiene con las bases que se plantean es posible que esto empiece a crecer y a vislumbrase luces de renovación de conciencias y en el que la justicia triunfe sobre el poder. Ojalá y esto cresca y entre los diputados y senadores (concientes) prenda la idea y de verdad se comprometan con la gente jodida.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.