Home » Destacadas » Sillas de ruedas de plástico o el desdén por los que menos tienen

Sillas de ruedas de plástico o el desdén por los que menos tienen

Jorge Gómez Naredo

jorge_naredo@yahoo.com
@jgnaredo

Vaya escándalo. De verdad que sí. El gobierno de Sonora (encabezado por el panista Guillermo Padrés Elías), anteayer, presumió el reparto de decenas de sillas de ruedas a gente de escasos recursos. Todo normal. Algo cotidiano. Sin embargo, surgió un imprevisto.
Y es que las fotografías de las sillas provocaron ira, burlas y enojo de miles de usuarios de las redes sociales Twitter y Facebook. Y no era para menos. Las sillas daban la impresión de ser lo que coloquialmente se denomina como “hechizas”. Sí, sillas de plástico de cantinas de mala muerte montadas en ruedas desvencijadas.
El escándalo se fue haciendo más y más grande. Las autoridades del gobierno del Estado de Sonora salieron a defenderse, y dijeron que las sillas se habían adquirido vía una fundación internacional llamada Free Wheelchair Mission.
La cuestión aquí es la forma y también el fondo. Veamos el por qué.
El gobierno de Sonora, en lugar de invertir en sillas de ruedas dignas para personas con escasos recursos, prefirió adquirir sillas de ruedas de calidad muy debatible y de precio económico.
Es ahí donde surgen más y más preguntas: ¿por qué los gobiernos estatales dedican tan poco a los que menos tienen? ¿Acaso la gente de escasos recursos no se merece algo digno? ¿Es un gasto impagable adquirir cien, doscientas, mil o diez mil sillas de ruedas verdaderamente de buena calidad?
El affaire de las sillas de rueda de plástico no se debe mirar como un hecho anecdótico, sino como un conjunto de prácticas gubernamentales profundamente arraigadas: primero, la poca transparencia, pues ya no se sabe si las sillas fueron una donación privada, si las adquirió el gobierno del estado, y a qué precio las compró, en caso de que las hubiera comprado. Después, está la poca importancia que recibe de parte de las autoridades la gente de escasos recursos: como si con unas cuantas sillas de ruedas de plástico bastara. Y, para terminar, el tratar de justificar lo injustificable: que esas sillas de plástico son más funcionales que las sillas de ruedas normales.
La lógica usada por las autoridades panistas de Sonora es simple: si esas personas no tienen recursos, ¿por qué merecerán sillas de ruedas dignas?
Ayer, igualmente, se observó la fuerza que lentamente van tomando las redes sociales. Si no hubiera sido por éstas, el gobierno del Estado de Sonora hubiera entregado las sillas de ruedas de plástico y poca gente se hubiera enterado. Pero, al conocerse este hecho en internet (y especialmente las fotografías de la entrega), hubo críticas, y hubo mucha ira y enojo ciudadanos, y las autoridades sonorense tuvieron que dar explicaciones, o lo que ellas entienden por ellas.
En México continúan esas prácticas tan dañinas como la que realizó el gobierno de Sonora: el menosprecio de los que menos tienen y el tratar a los ciudadanos como si fueran todos estúpidos. Las redes sociales cibernéticas han modificado, de cierta manera, esto. Pero falta más. Falta todavía mucho más para que los que ocupan puestos de elección popular no se sienten tan impunes, tan que pueden hacer todo sin que nadie les diga nada.
Falta más, pero poco a poco se va modificando algo. Poco a poco la presión vía las redes sociales se va haciendo más visible, y más peligrosa para quienes detentan puestos de elección popular. Aunque esto se vaya dando lentamente. Aunque sea paso a paso.

Fuente  http://www.proyectodiez.mx

Sillas de ruedas de plástico o el desdén por los que menos tienen Reviewed by on . Jorge Gómez Naredo jorge_naredo@yahoo.com @jgnaredo Vaya escándalo. De verdad que sí. El gobierno de Sonora (encabezado por el panista Guillermo Padrés Elías), Jorge Gómez Naredo jorge_naredo@yahoo.com @jgnaredo Vaya escándalo. De verdad que sí. El gobierno de Sonora (encabezado por el panista Guillermo Padrés Elías), Rating:
scroll to top