Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Secciones » Actualidad » Desarrolló académico del IPN sistema rápido de recuperación de aguas residuales

Desarrolló académico del IPN sistema rápido de recuperación de aguas residuales

  • Array

• El desarrollo tecnológico consiste en un sistema automático que capta el agua residual de desecho de una casa o edificio y mediante un proceso electrónico se logra obtener agua reutilizable

Ante el grave problema de abasto de agua que sufre el Distrito Federal y la zona conurbada, el catedrático e investigador de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) Unidad Culhuacán, Alfredo de la Barrera González, desarrolló un Sistema Rápido de Recuperación de Aguas Residuales.

“De acuerdo con datos del Sistema de Agua de la Ciudad de México, desde el Cutzamala son bombeados 67 metros cúbicos (m3) de agua por segundo que se distribuyen para 9 millones de habitantes del Distrito Federal; de esa cantidad se desecha el cien por ciento a través del uso de sanitarios y servicios domésticos, cuando podría rescatarse 80 por ciento del vital líquido y permitir un mejor abasto de la red pública en colonias que son marginalmente vulnerables”, advirtió.

 El desarrollo tecnológico consiste básicamente en una sistema automático que capta el agua residual de desecho de una casa o edificio y mediante un proceso electrónico de separación de materia sólida y líquida, filtrados sucesivos y germicidas se obtiene agua reutilizable en el mismo sitio en el que se produce.

 “Este sistema propone sustituir el cárcamo por un depósito temporal donde se recolecte toda el agua residual, de ahí se bombea a otro depósito a nivel de suelo, pero antes de llegar se tritura y filtra. La materia solida se desecha por medio del drenaje y el agua pasa por un filtro de tres etapas que sólo permite el recuperar partículas menores a 100 micras (Unidad de longitud equivalente a la millonésima parte de un metro). En ese momento el agua se puede utilizar para riego agrícola o de parques y jardines, así como para el uso de los sanitarios” explicó.

De la Barrera González añadió que en la siguiente etapa se somete el agua a rayos ultravioleta para eliminar parásitos, hongos, bacterias y virus. Luego se le pasa por otro filtro de lecho profundo de arenas y gravas a base de zeolita, donde además se le aplica ozono, que es un germicida altamente agresivo. En ese momento el agua puede utilizarse para contacto humano como lavado de ropa, trastes, manos e incluso para bañarse.

“Pero existe un segundo accesorio opcional que es un filtro con membrana de nanoporos, desarrollado en la Sección de Estudios de Posgrado e Investigación (SEPI), de la ESIME Culhuacán, que sólo permite el paso de la molécula de agua o menores en tamaño, de tal manera que se puede obtener agua sin ningún otro contaminante y apta para el consumo humano”, resaltó.

El sistema automático en su totalidad es programado mediante microcontroladores que generan una ráfaga ultrasónica que mide la distancia entre el medidor y el nivel de agua de los depósitos y están conectados para que de forma automática funcionen las bombas y los filtros en cada una de las etapas. Se alimenta con un voltaje que proporciona el sistema de control central y es capaz de entregar datos con precisión de milímetros cúbicos.

Con asesoría de especialistas del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), se cuenta con cinco registros de patentes, uno por cada componente de los que consta la máquina, además de otro por el procedimiento de reciclado de agua; cuatro registros de derechos de autor por los programas embebidos de los componentes y cuatro registros de modelo de utilidad.

“El objetivo de este proyecto es que sea comercializado, de tal modo que sus beneficios se reflejen en instituciones educativas, en general, edificios gubernamentales y de departamentos, oficinas, construcciones existentes o nuevos desarrollos, porque el problema del abasto de agua de calidad debe ser una prioridad de solución a corto plazo”, advirtió el profesor politécnico Cabe resaltar que por su alto impacto social, el Sistema Rápido de Recuperación de Aguas Residuales ha obtenido importantes reconocimientos como ser una de las mejores 32 empresas ecológicas a nivel nacional en el Torneo Abierto de Empresas de Tecnología Limpia, Cleantech Challenge, organizado por Green Momentum 2011.

También obtuvo el cuarto lugar en el Premio a la Innovación Tecnológica 2011 del Instituto de Ciencia y Tecnología del DF (ICyTDF) y el IPN; finalista en la feria “Vanguardia Tecnológica 2011” organizada por el ICyTDF, en coordinación con la Secretaría de Educación capitalina, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Recientemente obtuvo el cuarto lugar en el Premio Santander a la Innovación Empresarial, de entre 463 proyectos propuestos por instituciones públicas y privadas a nivel nacional.
Al ingeniero de la Barrera González lo asiste el alumno Mario Alan Quiroz Juárez, quien actualmente es estudiante de maestría en la SEPI de la ESIME Culhuacán, así como los alumnos Claudia Altamirano Quevedo, Yazmín Estrella España y Gil García Jovany, quienes estudian Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica con especialidad en control, en la elaboración de un generador de ozono y un reactor electrónico para uso del ultravioleta.

Fuente IPN Etiquetas:

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.